miércoles, 14 de octubre de 2015

¿SABIAS QUE?... Perseo es el padre de la Civilización Persa.

La Mitología griega, fue y sigue siendo tan cotidiana, que la encontramos donde menos lo imaginamos. ¿Quien diría que un héroe de origen helénico tuviera una descendencia que con el tiempo se constituyó como el enemigo legendario de la Grecia Antigua, los Persas?

Todo inicia cuando la madre de la princesa Andrómeda, la reina Casiopea, habiendo presumido de que su hija era tan bella como las Nereidas, y provocando la furia de Poseidón, quien decidió inundar la tierra y enviar al monstruo marino Ceto para que acabase con los hombres y el ganado. Cefeo, padre de Andrómeda, sabía por el oráculo de Amón cuál era la única solución: entregar a su hija al monstruo. Para ello, la dejó vestida únicamente con unas joyas y encadenada a una roca.

El mítico héroe y semidios, Perseo, que tras matar a Medusa había recibido como obsequio de las Hespérides unas sandalias aladas, la vio encadenada y se enamoró de ella. Bajó hasta la playa para hablar con Cefeo y Casiopea para pedir la mano de la joven a cambio de acabar con el monstruo. Los reyes, a regañadientes, aceptaron y Perseo, con la cabeza de Medusa -que convertía en piedra a quién la mirara-, acabó con Ceto y lo convirtió en un coral. El héroe creía que su boda con la joven sería inminente, pero había un problema: la madre de Andrómeda había prometido ya a su hija con el príncipe Agénor, por lo que Perseo tuvo que luchar contra él y todo su séquito. De nuevo, utilizó la cabeza de Medusa y consiguió casarse con su amada.

La pareja se trasladó a Tirinto (Argos) y tuvieron una hija -Gorgófone- y seis hijos, conocidos cómo los Perseidas: Perses, Alceo, Méstor, Heleo, Electrión y Esténelo. Sus descendientes gobernaron Micenas desde Electrión hasta Euristeo -de quién obtuvo la corona Atreo-, pasando por el mismísimo Heracles. Según esta mitología, además, Perseo es el ancestro de los persas, Debido a que su hijo Perses se erigió como el primer gobernante del pueblo árabe, civilización que dio origen a una marcada era de sangrientas guerras contra los griegos, sobre todo en las afamadas Guerras Médicas.

Sófocles y Eurípides escribieron varias tragedias a partir de la historia y sus incidentes fueron representados en numerosas obras de arte antiguas. 

Las batallas de los griegos contra los Persas son míticas, entre las más conocidas, la de los famosos 300 guerreros de Leónidas, o los ancestrales combates con la dinastía del mismísimo Alejandro Magno.

1 comentario:

Nabuco dijo...

Los persas no son árabes